Mayté Prida, la presentadora de Telemundo que sufrió tres cánceres

Vino al país a contar los pormenores de su batalla contra una enfermedad que casi acaba con su vida.

íLa más grande lucha de su vida empezó para Mayte Prida, exitosa presentadora del Canal Telemundo, un domingo del 2001 por la mañana.

Ese día salió de la ducha y se paró frente al espejo, como siempre. Sólo entonces notó aquella bolita que se asomaba en uno de sus senos. Era un cuerpo extraño, duro y grande, que resultó ser, para angustia suya y de su familia, un cáncer avanzado.

Mayte, una mujer saludable de 38 años, mamá de dos hijos y reconocida presentadora de televisión en Estados Unidos, recibió el diagnóstico en medio de una situación económica difícil. No sólo se había quedado sin trabajo, sino que estaba en medio de los trámites de su divorcio.

Sintió mucho miedo cuando fue consciente de que debía enfrentarse a esta enfermedad -cuyo tratamiento es costoso e incierto- sin seguro médico. Y lo hizo, aferrada al amor que siente por sus niños, a su deseo obstinado de verlos crecer. En ellos encontró la fuerza para pelear contra ese monstruo que amenazaba con llevársela de esta vida antes de tiempo.

Luego de que dos médicos confirmaron el diagnóstico de cáncer de seno fase tres, Mayte decidió empezar la batalla conociendo a profundidad a su enemigo. Cuando el tratamiento empezó ya se había documentado al máximo sobre la naturaleza y el manejo de la enfermedad.

Dos meses después de la operación que le hicieron para extirparle el tumor, comenzó la quimioterapia. En este punto entendió que si hasta ahora el proceso había resultado complicado, lo más difícil estaba por venir.

Descubrió que la quimioterapia -que consiste en administrar químicos que matan las células cancerosas e, infortunadamente, algunas buenas- no era dolorosa, pero que sus efectos secundarios eran invivibles: sufrió náuseas terribles, aumentó de peso, perdió el pelo y vio cómo su piel tomaba un color azuloso. Se sentía cansada todo el tiempo y deprimida, y aun así siguió adelante, movida por sus hijos y por los alentadores resultados de los controles.

Cinco meses después vino la última parte del tratamiento: radiaciones sobre puntos específicos de su cuerpo, para matar las células cancerígenas. Al cabo de unas semanas su piel estaba agrietada y roja, pero eso no desanimó a Mayte: tras un año de durísimo tratamiento, el cáncer había desaparecido. Luego supo que no para siempre…

En el 2004 y en el 2007 fue diagnosticada, primero, con cáncer de pulmón y luego en el cuello uterino. Los médicos le explicaron que este último había sido causado por la propagación (metástasis) de células malignas cuando tenía cáncer de seno.

Hoy, y a tres años de haber terminado ambos tratamientos, la enfermedad parece derrotada. Aun así, Mayte sigue luchando contra ella, con todos los medios a su alcance, apostando por la prevención y compartiendo su historia con el mundo.

La enfermedad ha ido aumentando

De acuerdo con el Instituto Nacional de Cancerología, entre el 2000 y el 2007, 9,2 mujeres por cada 100.000 tuvieron cáncer de seno. Esto muestra un aumento con respecto a la tasa evidenciada entre 1990 y 1996, que llegaba a 8,8 por 100.000. Después del cáncer de cuello uterino, el de mama es el tumor maligno más frecuente entre las colombianas.

Un dato que preocupa es el de la mortalidad. Comparado con otros cánceres, como el de cuello uterino y el de estómago -que registran un descenso en los fallecimientos-, el de mama está creciendo.

El Instituto insiste en promover campañas masivas de detección temprana. Al tiempo que las mujeres deben hacerse chequeos regulares, las EPS deben poner en marcha programas específicos con este fin, que incluyan la práctica de mamografías. Para el caso colombiano, esta es obligatoria para todas las mujeres por encima de los 50 años, y en edades más tempranas en casos específicos.

Para que no se-nos olvide

Partido por la vida

Colombia se une a la lucha internacional contra el cáncer de seno. Mayte Prida estuvo de visita en el país, invitada por la Liga Colombiana Contra el Cáncer para presentar su Partido por la Vida, en el que jugarán personalidades como Lucas Arnau y sobrevivientes de cáncer. Este se llevará a cabo el próximo sábado en Compensar, Bogotá.

Carrera de la mujer contra el cáncer de seno

El Parque Simón Bolívar, de Bogotá, vuelve a ser escenario de esta tradicional carrera, que busca crear conciencia sobre la detección y tratamiento temprano de esta enfermedad. La cita es el 24 de octubre, a las 8 a.m. Se espera la participación de unas 16.000 mujeres. Más informes en:

www.carreradelamujercolombia.com

NATALIA NOGUERA
ESPECIAL PARA EL TIEMPO

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.